La sauna tiene su origen en Finlandia, hace más de 2000 años. El propósito entonces y ahora sigue siendo el mismo: eliminar toxinas, relajación, alivio muscular, etc, pero la tecnología ha evolucionado muchísimo en todo este tiempo. A continuación te explicamos cómo funciona una sauna de infrarrojos, lo último en terapias de calor.

¿Qué es una sauna de infrarrojos y qué la hace diferente de una de vapor?

La sauna tradicional emite vapor que calienta el aire y después tu piel. Las temperaturas pueden llegar a alcanzar los 90ºC o incluso más.

La sauna de infrarrojos calienta tu piel directamente. ¡No hay vapor! La temperatura del aire no se eleva a temperaturas extremas, permitiéndote respirar normalmente y permanecer durante más tiempo en su interior.

Las saunas de infrarrojos transforman la energía de la luz en energía de calor. Éste calor se reparte uniformemente por todo el cuerpo y penetra más profundamente en la piel, dilatando los vasos sanguíneos, incrementando el torrente sanguíneo y facilitando la oxigenación de los tejidos.

El tiempo necesario para calentar los paneles de una sauna de infrarrojos puede oscilar de 10 a 20 minutos (mucho menos tiempo que en una sauna de vapor). La sensación que uno tiene al entrar, es como si no ocurriera nada. Es necesario esperar 3 o 4 minutos dentro de la cabina hasta empezar a notar los síntomas de calor. Sentirás que la temperatura de tu cuerpo asciende sin que haya subido la temperatura del aire.

¿Qué es la radiación infrarroja?

La radiación solar que llega a la superficie de la tierra se compone de luz ultravioleta, luz visible y radiación infrarroja, que es invisible y es la que se encarga de transportar el calor.

La radiación solar es la fuente de toda la vida en la tierra. Todo lo que vive, crece y florece necesita la radiación infrarroja del sol. El tratamiento con infrarrojos de una sauna se emplea para solucionar problemas de artritis, dolencias en músculos, reducir el estrés o para mejorar el estado de ánimo (entre otras cosas). Haz clic en beneficios y ventajas de la sauna de infrarrojos para saber más.

Todos hemos oído hablar alguna vez de la “sensación térmica”, es decir, la percepción de frío o calor independientemente de la temperatura ambiental que haya. Pues bien, la radiación infrarroja que recibimos del sol tiene mucho que ver, ya que es la causante de que percibamos más o menos calor en nuestros cuerpos. Para medirla, se aplica una fórmula en la que se tienen en cuenta la temperatura y la velocidad del viento. Por ejemplo, un día de Enero soleado, sin viento y a 15ºC podemos tener una sensación térmica elevada y estar en manga corta. En cambio, con la misma temperatura pero en la sombra o con un viento de 80 Km por hora, sentiremos una sensación de frío intenso.

La radiación infrarroja la podemos encontrar en muchas de las actividades que realizamos todos los días. Por ejemplo, con el mando a distancia de la televisión o de la puerta del garaje, el ratón inalámbrico del ordenador, etc. También se emplea para equipos de visión nocturna para poder ver objetos calientes cuando no hay luz (para rescate de personas, por ejemplo).

¿Cómo se descubrió la luz infrarroja?

En 1800, el astrónomo William Herschel realizó un experimento colocando un prisma de vidrio para descomponer la luz solar en un arcoíris. Posteriormente anotó la temperatura de cada color. Se dio cuenta de que cuando colocaba el termómetro en una zona donde, a simple vista, no había luz (debajo del rojo), el termómetro señalaba una temperatura superior. Así fue como se descubrió la radiación térmica, que ahora la conocemos como radiación infrarroja, donde el prefijo “infra” significa “por debajo.”

¿Es la radiación infrarroja peligrosa?

En general no. Puede ser nociva si está concentrada en un haz muy estrecho y de gran potencia (principio en el que se basa el rayo láser). Pero la radiación infrarroja no es más que calor y la que emite las saunas de infrarrojos es totalmente inofensiva. En un horno caliente, la radiación infrarroja es elevada y podría ser peligrosa, pero a nadie se le ocurre meter la mano en un horno caliente. Bueno ¡a menos que sea para preparar comida y vayas protegida con un guante!

Ventajas de tener tu sauna en casa

Existe una gran cantidad de personas a quienes les gustaría realizar sesiones de sauna de forma regular. Sin embargo, su estilo de vida, hace que sea imposible acudir a algún lugar especializado en este tipo de servicios (un gimnasio, un hotel, un centro de estética,…) o simplemente preferirían hacerlo de forma privada.

Tener una sauna en casa es una excelente solución para que uno pueda hacerlo cuando se le antoje y de forma privada. ¿Te imaginas el placer de llegar a casa después de un día tenso y estresante y poder meterte en tu propia sauna?

Las personas que tienen limitada su capacidad de movimiento y no pueden hacer deporte, suelen emplear saunas de infrarrojos para desintoxicar su organismo mediante la sudoración.

Los “saunas en kit” los enviamos en un paquete y se montan en apenas un par de horas. Existen saunas con forma de rinconera, que encajan perfectamente en un espacio pequeño, en un dormitorio, en el cuarto de baño, la buhardilla, el sótano, etc.

Como puedes ver, son muchos los beneficios y las ventajas de la sauna. En cualquier caso, para mantener una buena salud, sigue una dieta adecuada, hidrátate bien, practica deporte y evita situaciones de estrés.

Hemos reunido la mejor selección de saunas de infrarrojos para que encuentres el que mejor se adapta a tu presupuesto y a tu espacio. Puedes elegir según su tamaño (los hay rectangulares y con forma de rinconera), según su potencia (medida en vatios) y según sus prestaciones (con o sin equipo de música, panel de programación interior y exterior, luces, etc). Como siempre, con la máxima garantía y la mejor relación calidad precio.

Practica la saludable terapia de calor e invierte en tu salud. Si tienes alguna duda o necesitas más información, ¡escríbenos! Estaremos encantados de ayudarte.

¡Hasta el próximo consejo!

Diego Gisbert Yanini
PiscinasDesmontables.es

Artículos Relacionados

Una Respuesta

  1. Salvador Sandoval

    Buenas tardes, en mi casa tengo un cuarto que quisiera convertirlo en un cuarto de sauna infrarrojo, necesito saber donde puedo comprar los paneles, como puedo calcular cuantos paneles necesito y el precio.
    Si pudieran ayudarme se los agradezco.
    Vivo en Guatemala Centro America

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.