En verano, la piscina es la gran protagonista y todo gira en torno a ella: nadamos, jugamos, reímos, saltamos, hacemos barbacoas alrededor de ella y pasamos buena parte del tiempo con familia y amigos “a remojo”. La cuidamos para que el agua esté limpia y transparente. Y las plantas que la rodean están exuberantes y bien cuidadas. Pero, al llegar el invierno…

Pese a que en España tenemos una notable diversidad climática, la península se encuentra en una zona templada y gozamos de muchas horas de sol. Los meses de baño se pueden alargar, en algunas ocasiones, desde Marzo hasta Octubre. Es decir, que podemos disfrutar de 8 meses de piscina y sólo 4 está sin uso (cubierta, en la mayoría de los casos).

Al llegar el frío, aunque sólo sean 4 o 5 meses, evita que la piscina parezca una instalación deportiva abandonada, ¡tu piscina no merece esto! Aquí te damos algunos trucos.

Piscina abierta todo el año

¡Es una buena opción! Sobre todo si se trata de una piscina enterrada y juega un papel importante en la decoración exterior. Cuídala, mímala un poco y haz que la piscina se transforme en un estanque integrado en el jardín.

Las piscinas en invierno requieren menos horas de filtración y menos aporte químico (cloro y alguicida básicamente), ya que cae la temperatura, hay menos horas de sol y menos bañistas (causantes en la mayoría de los casos de la materia orgánica que deteriora el agua).

El coste de mantenimiento es, por lo tanto, inferior. No obstante, para la buena salud del agua, se requiere siempre una vigilancia constante del nivel del pH y cloro (cada 15 días en invierno) y actuar rápidamente con el tratamiento adecuado si está el agua turbia o aparecen algas.

Lo cómodo es tapar las piscinas en invierno

La mayoría de seguidores de nuestro blog tienen una piscina desmontable sobre suelo y es a ellos a los que recomendamos efusivamente a taparla con una cubierta de invierno y no dejar que se ponga verde el agua (existen muchos motivos por los cuales elegir una piscina desmontable antes que una de obra pero ese es otro tema que ya hemos tratado en otro artículo).

Hay que ser prácticos. Está claro que un espacio con agua transmite paz, relajación, quietud,… pero, si la piscina está elevada sobre suelo 120 o 132cm, lo único que vamos a ver es la chapa de acero (que puede ser blanca o decorada con imitación a madera, a un muro de piedra,…).

En cualquier caso, el hecho de que el agua apenas se vea porque está elevada, no significa que debemos descuidarla hasta que se eche a perder. Por varios motivos:

  • Debemos ser conscientes del desperdicio de agua que supone si no la cubrimos. Al taparla, podemos reutilizar la misma agua al año siguiente. Debemos respetar el medio ambiente.
  • Si la cubrimos, ahorramos tiempo y dinero. Por un lado evitamos la engorrosa faena de tener que vaciar y limpiar las paredes y el suelo cuando vuelva la temporada de verano. Por otro lado nos ahorramos el coste de volver a llenarla con agua limpia.
  • Alargas la vida útil del liner ya que la lona de invierno supone una protección extra.
  • Y por último, mejora estéticamente, ya nadie le gusta ver el agua sucia o que desprenda mal olor.

¿Qué hacemos con el entorno de la piscina?

Cuida los árboles, riega las plantas y barre las hojas del suelo cerca de la piscina. Un entorno limpio y aseado transmitirá una sensación de que la piscina está simplemente en modo “hibernación” pero no abandonada.

A ser posible, elige siempre árboles de hoja perenne para su entorno. Los de hoja caduca, al perder sus hojas en invierno te obligan a limpiar frecuentemente la zona.

Las palmeras son una excelente opción para plantar cerca de las piscinas. Además de aportar un aire tropical y exótico, son limpias y no sueltan hojas. Su crecimiento es fácilmente previsible y por tanto su sombra y su radio de influencia.

El césped artificial también es una fantástica idea. No importa la estación del año en la que nos encontremos, ¡siempre estará verde! Además, nos evitamos tener que regarlo y cortarlo.

Como siempre hacemos en este blog, te invitamos a que participes y nos envíes tus trucos, consejos, comentarios y experiencias. ¡Estaremos encantados de escucharte!

¡Hasta el próximo consejo!

Diego Gisbert Yanini

Productos Relacionados

Artículos Relacionados

2 Respuestas

  1. shere

    hola!! me gustaria saber si en la primera foto el filo de la piscina que lo pusieron de piedra, en caso de quiera en el futuro cambiar el liner se podria sin levantar la piedra?

    Responder
    • Piscinas Desmontables

      Hola Shere,

      Gracias por tu comentario.

      La piscina desmontable enterrada de la foto de arriba lleva una piedra de coronación que SÍ será necesario retirar en el caso de que tengamos que cambiar el liner. Puede suponer un inconveniente, por eso recomendamos que si vas a enterrar una piscina desmontable Gre, leas antes este manual y que cuentes con la ayuda de un experto.

      En este caso en particular, la piedra de coronación fue colocada con una mezcla de pegamento y silicona. La parte de la piedra que descansa sobre del borde de la piscina (de chapa de acero) está colocada con silicona, de modo que para retirarla sólo será necesario emplear una cuchilla e ir cortando y retirando la piedra poco a poco.

      Saludos cordiales,
      Piscinas Desmontables

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.